Arte contemporáneo haida

03.11.2017



Hoy en día, alrededor de 75 artistas haida trabajan para preservar su arte y su expresión tradicional, tanto desde sus casas, en Haida Gwaii, como en los centros urbanos de la costa oeste de Canadá, como Vancouver, Victoria y Príncipe Ruperto. Un creciente mercado internacional está haciendo posible que más y más jóvenes exploren sus habilidades en tallado, pintura, tejido y diseño. Más importante aún, después de haber experimentado un declive durante más de tres generaciones, el arte Haida se está convirtiendo una vez más en una parte integral de la vida comunitaria.


El espíritu de Haida Gwaii

Esta magnífica escultura es obra de Bill Reid (1920-1998), un excelente artista haida procedente de Columbia Británica. Representa la herencia aborigen de Haida Gwaii. Existen dos versiones, una tallada en bronce de color verde, ubicada en Vancouver, y otra de color negro, ubicada en Washington. Los pasajeros son figuras simbólicas en la religión haida, como el Cuervo y Castor.


Las joyas de Bernard Kerrigan

Bernard Kerrigan es un artista que hace auténticas joyas y esculturas haidas talladas en oro, plata y argilita. Se trasladó a Haida Gwaii, donde creció su esposa, en el año 200, en busca de una vida tranquila lejos del bullicio de la ciudad.


Esculturas talladas en madera

Como ya hemos explicado, el pueblo haida mostró desde sus inicios un gran virtuosismo en la creación de esculturas talladas en madera, especialmente en madera de cedro. Este apartado tiene mucha relación con una de nuestras reflexiones generales sobre la importancia de las culturas indígenas.