Las canciones y el atuendo

02.02.2018

Las canciones nos interesan especialmente como lingüistas, porque son muestra de un género discursivo concreto. Pueden ser un buen punto de partida para la revitalización o el estudio de una lengua.  La mayoría de las canciones tribales del área sureste de Alaska siguen el siguiente esquema: coro, dos versos, coro y un final. En la cultura haida se dice que en el pasado una persona podía saber de donde procedía una canción por el sonido característico de sus tambores. Las canciones y los bailes se basan en historias que han sido transmitidas durante cientos de años de generación en generación. 

El atuendo es individual y culturalmente significativo para la persona que lo lleva, representando la pertenencia a una familia concreta y la propia historia personal. Antes de la llegada de la lana, la ropa estaba hecha de corteza de cedro y se tejía a mano. La lana que se usa hoy en día es de color rojo, azul oscuro o negro, según los colores tradicionales derivados de arándanos rojos, salmón, tinta de pulpo u hollín de la hoguera. Como ejemplo representativo de la importancia de la ropa, destaca el bordado en forma de cresta que indica la pertenencia al grupo de los bailarines.

El grupo tu'un sávì utiliza material como los poemas en su proyecto de revitalización. Aquí compartimos con vosotros un poema que nos facilitaron con su correspondiente traducción en español: