La revitalización a través del Design Thinking

20.12.2017

Los pasos seguidos en nuestro reto fueron los del método Design Thinking. Aquí se expone los pasos hechos en cada una de sus cinco fases: empatizar, definir, brainstorm, prototipar y evaluar. 

- Empatizar: Nuestra primera intención fue contactar con gente nativa de Skydegate que estuviese sumergida en la revitalización cultural de su propio entorno. Lo hicimos a través de nuestro twitter @aprendehaida y de correos que enviamos a la universidad de Alaska, aunque esos últimos intentos fueron fallidos y no obtuvimos respuesta (¡No pasa nada! No siempre salen las cosas como se tienen planeadas). Hablamos luego con el grupo Tu'un Sávì en el que participan profesores de la Universidad de Sevilla y nos acogieron como en casa. 

- Definir: Una vez que fuimos conscientes del problema, teníamos que tener claro nuestro objetivo. Debíamos dar forma a nuestra idea y decidimos que era necesario crear conciencia del estado en peligro de extinción de la lengua y para eso aprovechamos la oportunidad de organizar un debate en clase. Primero hay que plantar la semilla, ¡el árbol ya crecerá!

- Brainstrom: Una vez que tenemos claro nuestro objetivo, ¡llegó el momento de la lluvia de ideas! Nos reunimos en las clases que Juan Pablo nos dejó para trabajar en grupo y apuntamos en un papel todas las propuestas que fuimos haciendo los cinco componentes del grupo, siempre aceptando todas como posibles, nunca rechazando ninguna. Surgieron tantas ideas... crear una clase de gramática... un cuaderno de ejercicios... hacer Skype en directo con nuestra amiga de Alaska... ¡Tantas ideas y tan poco tiempo! 

- Prototipar: ¡Momento de ponerse manos a la obra! Una vez que tenemos LA IDEA (imaginémonos aquí las mayúsculas acompañadas con un gesto grandilocuente) es momento de plasmar nuestro trabajo, de buscar la manera de exponerlo a los demás, en poco tiempo y de manera eficaz: ¡debemos prepararnos para una presentación parcial! Tras haber buscado mucha información sobre la revitalización lingüística, observamos que muchos artículos eran de la ONU y optamos por crear una representación que hiciese pasar la clase de lingüística por un congreso de la ONU. No salió todo lo bien que esperamos, poco movimiento y poca interacción con el receptor. Aun así, el mensaje quedó claro ¡Nos quedaba mejorar la presentación para el final! 

- Evaluación: Hicimos una autoevaluación de nuestra propia presentación parcial, los fallos, los aciertos, los #ysi... y decidimos superarnos. ¿Cómo íbamos a crear interés en la lengua haida si ni siquiera la gente conoce su cultura, si ni siquiera la gente puede empatizar con ella? Por ello, en nuestra presentación final hicimos una representación de un Potlach haida. Decicimos que era necesario que nuestros compañeros sintiesen algo de la cultura. Mar hizo unas caretas chulísimas, preparamos la coreografía, escogimos la música y algunas palabras haida (las más representativas) para mostrarlas. Al principio solo vimos cara de desconcierto... pero luego la gente se fue sumando a la presentación y ya no fue solo nuestra presentación, ya todos estábamos en ella y participando de un Potlach haida. ¡CONSEGUIDO! 

ÉXITO TOTAL